Economía

Al fin llegaron los cambios en el Impuesto a las Ganancias

El mes de junio se viene con algunos cambios para las trabajadoras y los trabajadores en relación de dependencia.

Después de muchos años de lucha, y con la intención de inyectar más plata en el bolsillo de la gente dado el contexto que estamos viviendo, el Poder Ejecutivo impulsó una reforma en el impuesto a las ganancias, esta vez a favor de la clase media.

Impuesto a las Ganancias 4ta categoría

Como es de público conocimiento el 8 de abril último se aprobó la modificación de la ley de Impuesto a las Ganancias que beneficiará a más de un millón de trabajadoras y trabajadores en relación de dependencia publicándose en el Boletín oficial el 21 de ese mismo mes.

Finalmente, y después de mucho esperar, La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la ley 27.617 que eleva el piso del pago del impuesto a las Ganancias para la cuarta categoría a un mínimo de $ 150.000 a través de la resolución general 5008/2021 publicada el 15 de junio en el Boletín Oficial.

Esto quiere decir que trabajadoras y trabajadores en relación de dependencia que cobren hasta $150.000 brutos mensuales no tributarán al impuesto. Elevando la deducción especial para que los salarios y/o haberes brutos de hasta $150.000 no tributen el impuesto. También se publicaron las tablas con el tratamiento a aplicar a los salarios y/o haberes brutos entre $150.000 y $173.000 para que se les aplique el impuesto con una deducción incrementada que atenúe la tributación. En cambio, los que ganan más de $173.000 brutos siguen pagando Ganancias como hasta ahora.

Ahora bien, qué pasa si reciben un ascenso, un aumento por inflación o simplemente tienen sueldos variables, cobran comisiones, horas extras, etc. 

El cálculo se hace de forma mensual, pero si en la liquidación anual quedaran importes por retener o devolver, se ajustará en ese momento. Es decir, en abril del próximo año, fecha en que se hace habitualmente el ajuste anual del impuesto.

El reintegro de los montos retenidos en exceso, que se efectuaron entre enero y mayo, se realizará en 5 cuotas iguales, mensuales y consecutivas en los meses de julio a noviembre.

Asimismo, los cambios en Ganancias también eximen del impuesto al aguinaldo para trabajadoras y trabajadores con un salario bruto de hasta $150.000 mensuales.

Otra de las exclusiones del impuesto es aquellos Bonos por productividad, fallos de caja y conceptos de similar naturaleza, como asimismo por los suplementos particulares indicados en el artículo 57 de la Ley Nº 19.101 (personal Militar), siempre y cuando el promedio de las remuneraciones no supere los $300.000 y la exclusión es hasta el 40% de la ganancia no imponible.

Esta misma normativa instrumentó las modificaciones en relación con la eliminación del tope de edad para la deducción de Ganancias correspondiente a los hijos y las hijas con incapacidad para trabajar y duplicó, en estos casos, el monto de dicha deducción.

Del mismo modo incorporó la deducción por pareja conviviente, antes reconocida sólo para cónyuges. En el caso de las jubilaciones, no tributarán el gravamen quienes ganen hasta ocho haberes mínimos, aunque tengan ingresos extras hasta los $164.000 anuales.

Y en el caso del personal de salud, eximió de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre próximo. Además, mantiene el beneficio para la región patagónica donde las deducciones se incrementan en un 22%.

Asimismo, se excluyó del pago de Ganancias al reintegro de gastos de guardería y/o jardín materno-infantil para los hijos e hijas de hasta tres años, así como a la provisión de herramientas educativas y al otorgamiento o pago de cursos de capacitación o especialización, con un monto de hasta $67.000 por año.

Por otra parte, la normativa incrementó el umbral de ingresos y rentas a partir del cual los contribuyentes deben presentar la declaración jurada informativa para Ganancias y Bienes Personales a $2,5 millones. Postergando la fecha de vencimiento de la presentación de las declaraciones juradas informativas al período fiscal 2020 hasta el 31 de julio de 2021.

Cobro del Aguinaldo

Durante el mes de junio, las trabajadoras y los trabajadores perciben la mitad del Sueldo Anual Complementario (SAC). El aguinaldo es un derecho para aquellas y aquellos en relación de dependencia. 

Recordemos que la fecha límite para pagar el aguinaldo de junio es hasta el 30. Mientras que, el de diciembre, es hasta el 18 de dicho mes. Esto quiere decir que, si cobramos nuestros sueldos los primeros días del mes, seguramente el aguinaldo lo cobremos en recibos de sueldos separados hasta el 30 de junio.

Para determinar el monto a percibir debemos tener en cuenta que entran todos los conceptos cobrados de enero a junio, ya sean las horas extras, bonos, plus por título, presentismo, comisiones, vacaciones, etc.

La base de cálculo del aguinaldo es la mejor remuneración devengada del último semestre, por lo que, si cobramos adicionales, debemos tenerlos en cuenta para determinar la base. Lo mismo si cobramos montos retroactivos (ajustes de sueldos) debemos imputarlos al mes que deberíamos haberlos cobrado para determinar la mejor remuneración del semestre.

Los que no corren la misma suerte son las y los monotributistas dado que se trata de trabajadoras y trabajadores independientes que no están amparados por la Ley de Contrato de Trabajo y por lo tanto, no cobran el aguinaldo.

Sí podrán cobrar el aguinaldo las trabajadoras y los trabajadores de casas particulares, ya que la ley que los ampara contempla el pago del aguinaldo.

 

Sonia Salvatierra
Author Details
Lic. en Relaciones Laborales Gerente de Bpo Sueldos en SMS

Comment here