Connect with us

Hi, what are you looking for?

Noticias

Crisis del dengue: Accastello compra vacunas y deja en offside a Llaryora

El intendente de Villa María, Eduardo Accastello, adelantó que comprará vacunas contra el dengue, justo cuando el sistema de atención hospitalaria se estresa por la cantidad de contagiados y la Provincia centra su estrategia en la apertura de más consultorios, la fumigación y el descacharreo, estas últimas dos acciones en manos de los municipios.

Días atrás, Accastello anunció que iniciará el trámite para la compra de vacunas destinadas a niños de entre 4 y 10 años, “ya que son quienes están más expuestos a una segunda infección; debido a la inacción y no respuesta por parte del Gobierno nacional, he tomado la decisión de adquirirlas de manera excepcional”, dijo el intendente de Villa María.

En ese sentido, y a contramano de la política antivacunas de Nación, Accastello aseguró que la decisión obedece a que durante un segundo contagio puede haber hasta un 50 por ciento de mortalidad en la población infantil. “No podemos esperar más, tenemos que preservar a los niños de nuestra ciudad”, dijo.

No podemos esperar más, tenemos que preservar a los niños de nuestra ciudad.

El anuncio parecía destinado a diferenciarse claramente de Milei, no de Llaryora, pero causó malestar en el Gobierno provincial. Ocurre que Llaryora atraviesa una tormenta con su ministro Martín Gill, histórico contrincante de Accastello en la interna peronista de esa ciudad: el ex secretario de Obras Públicas de la Nación debe ir a juicio por un aparente caso de lesiones leves en perjuicio de una ex pareja, por lo que la oposición reclama la cabeza del funcionario provincial.

El ministro de Salud denunció presiones de los laboratorios y destacó que se puede comprar Off por Amazon

En todo el siglo 21, Accastello, Nora Bedano (ex esposa de Accastello) y Gill se han alternado la conducción de la Municipalidad de Villa María. Es un caso extraño: los tres fueron exponentes del peronismo nacional, y aún así retuvieron la ciudad enclavada en la zona tambera de la provincia, un territorio refractario al kirchnerismo.

Hasta ahora, la política sanitaria del Gobierno provincial no contempla la compra de vacunas contra el dengue, aunque sí hubo una fuerte suba del presupuesto para Salud: un redireccionamiento de 420 millones de pesos para que los hospitales compren insumos y contraten personal en guardias y consultorios.

Esta nota fue publicada en el portal LaPolíticaOnline. Read More